La amenaza de la gripe aviar

A principphoto_15724_20091206ios de este año se dieron a conocer nuevos casos de gripe aviar H7N9, en China. Este hecho fue una sorpresa para la mayoría del público. Después de la pandemia que se inició en México en 2009, dimos por hecho que la gripe aviar estaba bajo control.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el momento, se han producido 135 casos de gripe aviar en humanos y 44 de ellos han muerto como consecuencia de la infección con la nueva cepa asiática.

El informe de la investigación, publicado en la revista “Nature”, detalla que los humanos probablemente se infectaron con la nueva cepa H7N9 a través del contacto con aves de corral portadoras del virus.

Pero, ¿cómo llegó el virus hasta las aves de corral?

El equipo, que incluye investigadores de la Facultad de Medicina de “Shantou University”, intentó averiguar el origen del brote. Para ello tomaron muestras de 1341 pollos, patos, gansos, palomas, perdices y codornices, además de muestras de heces y agua de los mercados chinos de pollos vivos.

Comparando las similitudes y diferencias entre los códigos genéticos del virus de la gripe aviar de cada animal, se puede averiguar cómo ha evolucionado un virus y cómo se ha extendido.

El informe apunta: “Los patos domésticos parecen haber actuado como hospedador intermedio; se contagiaron y mantuvieron la cepa del virus, que contrajeron a partir de aves migratorias.”

“Esto probablemente condujo a un brote en pollos, que resultó en una expansión del virus a través de los mercados de estos animales vivos en China, siendo una fuente de infección para humanos”

De la investigación podemos concluir que los patos fueron la “incubadora” que ocasionó el brote. Estas aves se contagiaron del virus a partir de aves migratorias y lo transmitieron a los pollos del mercado.

La investigación llevada a cabo en los mercados de pollos vivos no se queda en este hallazgo.

En el transcurso de la investigación los científicos han hallado,en pollos vendidos en los mercados de la provincia de Wenzhou (China), otra cepa de virus muy similar: la H7N7, la cual ha estado también utilizando patos como hospedador intermedio desde al menos el 2010.

El virus de la gripe aviar es un agente infeccioso controlado por ocho genes. Se conocen por las letras “H” (hemaglutinina) y “N” (neuraminidasa) y contienen instrucciones para dos proteínas que posee el virus en su exterior. La hemaglutinina permite al virus adherirse a las células hospedadoras. Una vez que el virus está dentro y se replica, la neuraminidasa acciona diferentes mecanismos para poder salir de la célula e infectar otras.

La hemaglutinina en la cepa H7N9 tiene una mutación que ayuda al virus a replicarse en la parte superior del tracto respiratorio de aves. El virus no parece tener mutaciones que le permitan adaptarse a los humanos. Sin embargo, no todas los subtipos de la cepa H7N9 tienen la misma capacidad de “atravesar la barrera de especie”; algunos pueden tener suficientes mutaciones genéticas para atravesar dichas barreras. Situación que se ha confirmado con los casos de personas afectadas.

Los investigadores han querido comprobar si la cepa H7N7, descubierta durante el estudio, es capaz de infectar mamíferos. Con este propósito infectaron una docena de hurones. Para su sorpresa, el virus no sólo fue capaz de sobrevivir después de dos días, sino que logró infectar células de la nariz, tráquea, pulmones y linfonódulos. Con bastante seguridad, esta cepa logrará en un futuro atravesar la barrera de especie y llegar a humanos.

“La amenaza actual de una pandemia va más allá de la cepa del virus H7N9”, escriben los científicos en el informe. “Para controlar el H7N9 y otras cepas de virus aviar es necesario reconsiderar la gestión de los mercados de aves vivas en áreas urbanas”.

El sorprendente descubrimiento del H7N7 es un signo concreto de que la amenaza del virus de la gripe aviar transmitidos desde aves salvajes no se circunscribe al H7N9. Existen otras cepas en constante mutación y, en cualquier momento, cualquiera de estas nuevas mutaciones puede permitir al virus saltar la barrera de especie e infectar a humanos.

El origen de una nueva pandemia depende en gran medida de la gestión, tanto de los recursos naturales, como de una adecuada aplicación de medidas de seguridad alimentaria.

Para más información accede al artículo de “Nature”: http://www.nature.com/nature/journal/vaop/ncurrent/full/nature12515.html

World Health Organization- Avian influenza A (H7N9) virus http://www.who.int/influenza/human_animal_interface/influenza_h7n9/en/index.htm

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies